El notario es una figura clave para dar fe de que la operación se ha producido, asegurarse de que es legal y comprobar que ambas partes entienden lo que han firmado.

Toda hipoteca debe formalizarse en escritura notarial por ley, así que no podemos prescindir de buscar un notario para dicha operación. De hecho, el cliente puede exigir examinar el proyecto de escritura que confecciona el notario durante los tres días hábiles antes de la firma. Asimismo, el futuro hipotecado puede comprobar los elementos que componen el contrato y preguntarle cualquier tipo de duda al notario, que tiene que explicar bien todos los términos del acuerdo.

El notario debe verificar que el contrato es legal y que los tipos de interés de la escritura se adaptan a los tipos de interés oficiales del Banco de España. También debe analizar las cláusulas del contrato y explicarlas de forma clara a los clientes, lo que incluye las implicaciones futuras de las mismas (esto es especialmente relevante en cláusulas de suelo hipotecario).

En Notaría Cid y Serra te ofrecemos garantía de legitimidad.

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted